Dolor de cabeza en adultos. Señales de alarma.

Las cefaleas o dolores de cabeza son una de las causas más frecuentes de consulta médica. La mayoría de las veces se trata de procesos poco importantes, pero hay que conocer una serie señales de alarma que implican mayor gravedad y que deben hacernos acudir al especialista.

Estos datos están en relación a enfermedades o alteraciones del estado general, a la aparición de síntomas o signos neurológicos (algunos de ellos sólo reconocibles por su médico de cabecera), la forma de presentación (súbita o aparición de cefaleas en personas que no las había sufrido nunca) o cambios en el tipo, intensidad o características del dolor en personas con antecedentes de cefaleas conocidos.

Son datos de alarma que:

  1. Aparezca acompañado de estos síntomas o que aparezca en personas:
    • Fiebre.
    • Alteración del nivel de conciencia.
    • Aparezca en pacientes anticoagulados.
    • En embarazadas.
    • En pacientes diagnosticados de cáncer.
    • En pacientes inmunodeficientes o infectados por el VIH.
  2. Se acompañe de signos o síntomas neurológicos como:
    • Edema de papila.
    • Problemas de fuerza, o sensibilidad en las extremidades.
    • Problemas en la emisión o interpretación del lenguaje.
    • Cualquier otra focalidad neurológica (asimetría facial, etc).
  3. Aparezca:
    • De manera brusca e intensa.
    • En personas que nunca hayan tenido cefaleas.
  4. Edad de aparición:
    • En personas mayores de 50 años.
  5. Cambios en el tipo de cefalea:
    • Aumento significativo en la intensidad de las cefaleas o cambios importantes en las características de las cefaleas.

Hay que recordar que:

  1. Cambios en la localización del dolor no implican gravedad.  Por otra parte, la localización del dolor no suele relacionarse con la localización de la patología, si la hay.
  2. Las cefaleas súbitas que son de muy alta intensidad dolorosa y que alcanzan esta alta intensidad en muy poco tiempo (un par de minutos) se denominan “explosivas” o “thunderclap” y requieren evaluación médica urgente.
  3. La respuesta (o falta de respuesta) a los tratamientos médicos habituales no es predictiva de gravedad.
  4. Datos importantes son: si la cefalea cambia en intensidad con los cambios de posición (cefaleas que empeoran o mejoran al estar de pie o tumbado) y si aparecen en el seno de un esfuerzo: ejercicio físico, tos, estreñimiento, estornudo, etc.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *